Pagos Online
Novedades
Ahorro cotidiano y sus efectos a largo plazo

Ahorro cotidiano y sus efectos a largo plazo

Una broma circula desde hace tiempo por las redes sociales. La broma en cuestión reza lo siguiente: “me sobra mucho mes al final del sueldo”. Y es que llegar a fin de mes no es una tarea sencilla para una gran parte de la población. Esta es una realidad con la que viven, tanto familias y personas que tienen unos buenos sueldos mensuales, como familias que tienen unos emolumentos mucho más limitados. Tanto si formas parte de un grupo, como del otro, aquí tienes una serie de consejos que te ayudarán a controlar el gasto y a ahorrar un poco de dinero todos los meses.

 

Conoce tu presupuesto


Durante la crisis de 2008 se instauró el mantra de que los ciudadanos estábamos viviendo por encima de nuestras posibilidades, algo que, en algunos casos, era cierto. Vivir por encima de las posibilidades de cada uno supone tener un nivel de gasto superior al que nos podemos permitir.

 

 

Lo principal para poder ahorrar es ser completamente consciente de con cuánto dinero contamos cada mes. Debes ser realista y honesto contigo mismo. Solo así sentarás las bases del ahorro.

 

Analiza tus gastos mensuales


Tendrás que llevar un control exhaustivo de cada céntimo que gastas al mes. Anota los gastos en una página de Excel, en un cuaderno, un folio… donde te sea más cómodo llevar el control, pero apunta todos y cada uno de los gastos que tengas.

 

Una vez que lo hayas hecho, crea distintas categorías del tipo “alquiler/hipoteca”, “luz”, “agua”, “supermercado”, “teléfono/internet”, “transporte”, etc. Estas son solo algunas de las muchas categorías en las que puedes dividir tus gastos.

 

Qué gastos son prescindibles


Una vez que hayas desglosado el gasto mensual llega el momento de estudiar qué gastos son prescindibles y cuáles no o en qué puedes gastar menos dinero.

 

A la hora de entrar a valorar eso, cada persona tiene sus propias prioridades. Hay para quien el gimnasio es imprescindible y hay quien lo paga y no lo pisa. Quizás estés pagando una suscripción a un canal de vídeo que apenas usas. Deshazte y/o limita aquellos gastos que no te aportan nada. Se trata de que optimices cada céntimo que gastas.

 

Un ahorro, por pequeño que sea, es un ahorro


10 céntimos pueden parecer una tontería insignificante, pero si vas sumando 10 céntimos de aquí y 10 céntimos de allí, terminarás alcanzado un ahorro diario de varios euros. A final de año, esos insignificantes céntimos que has ido despilfarrando pueden suponer cientos de euros adicionales. Algo a lo que no se puede renunciar, sobre todo aquellas economías que van justas.

 

Busca/contrata las mejores ofertas


Una manera de ajustar tu presupuesto es ahorrando en artículos cotidianos, pero también comparando precios de gasolineras, servicios de telefonía, comisiones bancarias… Quédate con aquellos productos y compañías que satisfagan tus necesidades al mejor precio.

 

La lista de la compra


Llevar la lista de la compra el supermercado es la mejor manera de gastar la menor cantidad posible. Los supermercados están diseñados para fomentar el consumo. Lleva tu lista y limítate a comprar lo que has escrito en ella, que es justo lo que necesitas. Todo lo demás serán gastos innecesarios y prescindibles.

 

Ten en cuenta que tu ahorro privado depende solo de ti, así que deberás tener fuerza de voluntad y ser estricto con tus gastos.


Fuente:
https://economipedia.com/cultura/ahorro-cotidiano-y-sus-efectos-a-largo-plazo.html

En Coobelmira estamos listos para brindarle asesoría y acompañamiento

Compartir en sus redes sociales